El ajiaco es un plato popular en toda América Latina, sobre todo en los países de Colombia, el Perú y Cuba.

Algunos creen que el plato se originó en la tribu indígena de los Taínos. Son conocidos habitantes de partes del Caribe, incluyendo Cuba.

Sabemos que el ajiaco se sirvió en Cuba en el siglo XVI. Esta grabación es más larga que el origen registrado del plato tanto en Perú como en Colombia.

Se dice que la frase "aji" se originó en el idioma de la tribu taína. "Aji" significa "pimiento picante" en español.

Independientemente de su origen, los que han comido ajiaco están unánimemente de acuerdo en lo increíblemente delicioso que es. Y sin duda una de las mejores comidas de Colombia.

Sin embargo, aunque este plato comparten el mismo nombre en los mencionados países, varían de un país a otro.

Por ejemplo, en el Perú se hace con papas cocidas con ajo, una mezcla de ají mirasol o ají panca, huacatay. Generalmente se sirve con arroz y pollo o conejo guisado.

En Cuba, el ajiaco se prepara como un guiso hecho de carne de vacuno, cerdo o pollo. También contiene una variedad de vegetales como zanahorias, cebollas, cebolletas, arroz y papas.

A todas estas, es más popular en Colombia. Particularmente en su capital, Bogotá. El ajiaco colombiano es un plato fuerte tradicional.

El ajiaco es excelente servido como plato de almuerzo o cena. Sus principales ingredientes son pollo, mazorca de maíz, tres tipos de papas y guascas.