Así es, en los llanos orientales colombianos encontrará usted el ritmo pegajoso y deslumbrante del baile joropo, danza que ya gana fama internacional, así como la ternera a la llanera. Pero existen muchos más sabores llaneros como el pan de arroz, tubos de arroz, arepas de topocho, arepas de yuca, carne a la perra marrano o cochino al horno, insulso, la sopa de arroz con cuajada, el machuque de plátano verde o maduro, las hallacas mezcla de masa de maíz, aliños,  y carne de res o marrano o tortuga, gallina  o chigüiro entre otras, lleva también zanahoria, alverjas, esta es gastronomía producto de la mezcla o mosaico cultural  indígena, blanco, mestizo, llamero y andino.

El plato principal o emblemático de los llanos orientales colombianos es la mamona o ternera a la llanera que consiste en carne de bobino asada  de tal manera por los expertos que queda en el punto preciso, jugosa y con el mejor sabor,  

En el caso de las hallacas, se puede decir que es una versión llanera del tamal, porque la masa que se forma con todos los ingredientes que antes se mencionaron son mezclados en una sola masa blanda y ya todos van precocidos, de manera que una cantidad como de cucharón se coloca en hoja de plátano el cual envuelve de forma rectangular esta masa y luego  se cocinan al vapor por una hora aproximadamente.

La mamona es una ternera que se sacrifica cuando aun mama de la vaca. Por su juventud la carne es mucho más tierna y saludable. Se debe adobar la carne con sal y condimentos, se deja en reposo un tiempo prudente de tal manera que la sal y los condimentos se mezclen homogéneamente. Luego se preparan los chuzos, por lo general son de madera y se debe tener cuidado que no procedan de árboles olorosos. El árbol de yopo, en Colombia es el árbol que para la mayoría de expertos cocineros es lo que le da la textura, el color y el sabor a este delicioso plato tradicional.

El yopo es un árbol nativo de la Orinoquia colombiana lamentablemente especie en peligro, su característica es que genera una brasa duradera que garantiza un asado en óptimas condiciones y dándole un sabor especial, la carne se deja el tiempo que sea necesario para que cueza y dore  lentamente solo en brasas y no se le maltrata o chuza para que conserve los jugos, pero si se voltea con frecuencia, finalmente para servirla se le coloca sobre hojas de bijao o plátano acompañada de papa, plátano maduro y yuca asados  y la mejor compañía es una fría cerveza con la cual la carne también ha sido bañada durante su preparación. De igual manera asan las carnes de cerdo, venado, lapa, picure, danta, etc., aunque los cortes de éstos se hacen despresando las costillas, brazos, piernas y lomos, con sal como único condimento. 

Y las bebidas típicas del llanero quizás conozca la mayoría pero no las palabras típicas de la región que a veces parece que hablan un idioma diferente, por ejemplo; el café cerrero, el guarulo, la preparada o sirope, el guarapo, el barraquillo, chicha, guarrús y la cerveza bien fría, el vinete: bebida con la corteza de palma de moriche, masato de arroz: elaborado con harina de arroz café cerrero: espeso, sin azúcar y sin espuma que tomaban los llaneros antes de salir a la sabana o iniciar sus labores diarias, o los que tomaban en los 'tinteaderos' o cafés. Guayoyo: tinto clarito y dulce, se hace después de haber colado el café de la segunda pasada. Definitivamente la comida típica de cada región del país habla mucho de la gente, el llamero es gente amable muy trabajadora cuidadosa aventurera y  muy amable con los turistas, aman su tierra y tradiciones llenas de alegría y delicia. Y de ñapa  una copla llanera.

“Dicen que valen por dos

El hombre que es precavío;

pues siempre se ríe del hambre

después de haber comío”.