La Navidad en todo país, es un tiempo de tradiciones y costumbres, donde se elaboran los platos que representan la alegría, el sabor y el sentir de esta época. Y al hablar de la gastronomía en países latinos, podrá encontrar una diversa mezcla de tradiciones culinarias que provienen de influencias de otras culturas que han llegado para quedarse y ser el agrado de todos.

En Colombia, existen muchos platos típicos y bebidas, que si bien conservan su originalidad también se han ido adaptando a las costumbres del país para hacerlos más autóctonos. Uno de ellos es un infaltable en las celebraciones de las festividades navideñas, y no es otro que el delicioso buñuelo.

Los buñuelos son un entrante de la cocina tradicional colombiana, que generalmente se encuentra en medio de las reuniones con amigos y familiares. Son bolitas de masa de harina de maíz con un delicioso queso costeño que debe freírse hasta quedar bien dorados por fuera, pero con una consistencia esponjosa por dentro. Su popularidad es notoria ya que, aunque los puedes consumir durante todo el año, es precisamente en la época Navideña cuando mejor saben porque todos los reclaman, es parte de esas delicias que deleitan hasta al más incrédulo.

Los buñuelos son una herencia de los españoles que llegó a tierras colombianas en la época de la colonización, y es precisamente en los conventos donde las monjas comienzan a trabajar con el trigo para elaborar productos como el pan. En ese espíritu de evocación de sabores tradicionales de España, rememorando al delicioso churro español, es cuando surge el buñuelo paisa que se elabora con una masa a la que le pusieron queso en vez de azúcar. Poco a poco el conocimiento impartido en estos conventos a novicias colombianas, permitió que la receta fuera popularizándose en los hogares, y es como llega a convertirse en todo un manjar que encantaba el paladar de todos quienes lo disfrutaban.

Es por ello, que el buñuelo colombiano se le considera un pariente cercano al churro español, que consiste en una mezcla de harina que se fríe en manteca de cerdo caliente. Sin embargo, el buñuelo paisa tiene diferencias con respecto a la receta original española, con un sabor sustancialmente distinto marcado por la harina de maíz y al queso antioqueño que se utiliza para su elaboración.

Los buñuelos son parte de las tradiciones antioqueñas, muy populares en la región del eje cafetero y otras partes de Colombia, son de esas recetas clásicas navideñas que se preparan en familia y se generalmente pueden ser disfrutados en desayunos, como entremés o hasta en las meriendas acompañados de café o chocolate caliente. De hecho, es muy común encontrarlos en los menús de luncherías y hasta en puestos ambulantes.

Para elaborar los tradicionales buñuelos navideños, se utiliza la harina o fécula de maíz combinada con el queso costeño, un queso único de Colombia de sabor un poco salado, el cual le da un toque especial... Y, sobre todo, estas masitas deben freírse en suficiente aceite que debe tener una temperatura idónea, “ni muy caliente, ni muy fría”, esto evitará que las bolitas se deformen durante el proceso de cocción. Un buen buñuelo quedará prolijamente dorado y crujiente por fuera y con una consistencia esponjosa y llena de sabor por dentro.

Sin lugar a dudas, los buñuelos, son una rica tradición que forma parte importante de las navidades en Colombia, acompañados de la inseparable natilla colombiana, formarán parte de una singular unión de sabores y texturas que calmarán los antojos d todos. ¡Feliz Navidad!