La cocina colombiana es muy variada con deliciosos platos típicos de cada región que demuestran la versatilidad alcanzada por generaciones que han aportado sus técnicas y conocimientos en la concepción de recetas que representan la idiosincrasia de la cocina latinoamericana. 
 
Uno de los alimentos más populares en los hogares colombianos es el plátano, por lo que es muy común encontrarlo en deliciosas recetas típicas como las famosas tajadas y los espectaculares patacones.
 
El patacón se elabora principalmente con plátano y representa parte del patrimonio gastronómico de las costas del Caribe, en especial de la ciudad colombiana Cartagena de Indias. El patacón es un ícono representativo de Colombia donde también se le conoce como tostada de plátano, sin embargo es un plato típico muy popular en países como Cuba, Haití, Puerto Rico, República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Costa Rica, Ecuador y Venezuela.
 
En cuanto al origen del patacón muchos países se lo adjudican, lo que es cierto es que la palabra “patacón” se originó del vocablo árabe “batakká” que se utilizaba para representar las monedas utilizadas por los países musulmanes. También se relacionó con la palabra italiana “patácca” que los portugueses utilizaban para referirse a monedas antiguas, de hecho la primera moneda utilizada en Cúcuta se denominó patacón.
 
El patacón son trozos de plátano que se fríen en aceite hasta quedar dorados, luego se aplanan y se vuelven a freír. Se suelen servir como aperitivos o guarnición de una gran cantidad de platos principales. 
 
En Colombia puedes degustarlos como parte del desayuno con queso costeño y café con leche; en la región de Antioquia los encuentras en la bandeja paisa acompañados de frijoles y guacamole. En el Valle del Cauca se les conoce como tostadas de plátano mientras que en la costa caribeña los disfrutarás con pescado frito, carne, queso o huevos.