Por ejemplo existe un plato típico colombiano, especialmente símbolo de la gastronomía capitalina bogotana llamado el ajiaco santafereño el cual ha sido inspiración para la creación de recetas como los rollitos de arroz cocido con guascas estilo sushi, en esta receta de igual forma que en la original  se hace un caldo  con los mismos ingredientes, solo que no se deja diluir la papa sino que se separan los ingredientes para con el caldo al que previamente se licuo con las guascas, hacer el arroz, con las papas y los granos de mazorca hacer un puré y el pollo no se deshilacha sino que junto con el aguacate se corta en julianas y usando una esterilla con la que se forma el sushi, hacer un rollo de arroz relleno de papa pollo y aguacate, el cual se acompaña por  la crema de leche, las alcaparras y salsa de ají.

Otra versión surge mas por el modo de emplatar que por la forma de realizar el ajiaco, en esta ocasión  se usa un molde para crear una torre de capas de las diferentes clases de papa, pollo, alcaparras, granos de maíz, la cual se rodea con poca cantidad de caldo que hace mas las veces de salsa y las guascas como decoración, el aguacate aparece como salsa y el arroz  cocido en caldo de guascas en plato aparte con tajadas de ají y aguacate con cascara.  Realmente es una opción para extranjeros que desean degustar  los ingredientes del ajiaco, pero no hay como el tradicional que te permite disfrutar  del calor de una cremosa sopa suficiente para quedar satisfecho.

Ahora bien  del tradicional champús caleño  bebida  a base de peto o maíz con mezcla de pulpa de piña, pulpa de lulo y melado de panela junto con clavos y canela, nació una nueva versión  que consiste en una bebida a base de maíz y cascaras de piña, con vainilla y azúcar.

Y no podía faltar la versión moderna de la famosa bandeja paisa que en este caso se llamaría torre paisa. Y es que los frijoles  se cocinan con panela, laural, tocino en trocitos muy pequeños salteados, la tajade platano maduro se convierte en cuadritos, la tajada de aguacate en salsa, y el chorizo en pequeñas tajadas y para que combine , el huevo es frito pero de codorniz.      En un cilindro se debe colocar primero una capa de arroz blanco sazonado con ajos, sobre él una capa de carne en polvo, una capa de cubitos de maduro frito, otra capa de arroz y una de frijoles con tocino y la ultima capa seria de trocitos tajaditas de chorizo y el huevo frito de codorniz. El plato se decora con caldo de los frijoles, cebollín, puntos de salsa de aguacate y otros de aji picante, como resultado una bandeja paisa condensada en una torre decorada, muy elegante, y así sucesivamente la evolución de la comida típica colombiana mantiene el deleite de sabores, y aumenta el gusto visual aunque rompe al extremo las cantidades en el plato. Sería interesante asumir el reto y proponer una versión personal del plato típico colombiano de su preferencia.