Colombia es pluricultural, raza formada por indígenas, europeos y afro descendientes.  Poseedora de diversidad de paisajes y climas, y donde habitan una clase especial de colombianos llamada paisas, el vocablo paisa (plural paisas) es una denominación geo-socioantropológica para referirse a los habitantes de Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, Norte del Valle y Norte del Tolima.

Así mismo si hablamos de la bandeja paisa, esta  contiene sabores de diferentes culturas. Por ejemplo las arepas blancas  simples hechas con maíz,  frijoles cargamanto rojos y arroz, son productos cultivados y preparados por los primeros habitantes  del territorio, los indígenas en la región andina colombiana. Luego fueron introducidos por los españoles, los  afrodesendientes, quienes también cultivaban el plátano, el aguacate, la caña y fortalecieron la ganadería. En la bandeja paisa  también hay  dos tipos de carne embutida como son el chorizo y  morcilla, preparaciones de orígenes españoles pero transformados por la nueva cultura después de la colonización,  cabe notar que la forma de usar las especies como  el comino  y demás sazonadores puede provenir de esta cultura europea.

Muy bien, entonces brevemente esta es la tan famosa bandeja paisa, la cual es para chuparse los dedos, pero que no recomiendo comer muy tarde o en la noche pues se requiere un organismo acostumbrado a la mezcla peculiar de  recetas. Esta comida colombiana es  tan completa y compleja  como lo requerían las labores que se realizaban en  la región paisa la cual se caracteriza por estar en territorio montañoso. En la antigüedad por dificultad de acceso por ausencia de carreteras,  hacía de esta región un lugar  un poco apartado del resto del país y forjo entonces habitantes recios, valientes y echados para adelante, dispuestos a triunfar en lo que se les ocurra. Tenían que alimentarse muy  bien  para soportar las difíciles jornadas de trabajo.

De manera que, prepárese un buen arrocito blanco,  y en olla pitadora póngase a cocinar junto con el tocino y unas zanahorias el frijol que ha sido previamente puesto en remojo desde el día anterior, la carne puede ser asada o molida, el huevo tiene que ser frito y la tajada de plátano maduro debe ser larga y frita también, volviendo a los frijoles después de cuarenta y cinco minutos aproximadamente en la olla pitadora, se destapa, se saca el agua y licua en ella las zanahorias y algo de frijoles  para espesar la salsa, adicionando la sal, la pimienta, el comino, el cilantro,  etc. según el sazón especial de cada cocinero o cocinera, así también  a veces en esta cocción se ha agregado plátano verde en pedacitos para que  quede más rico y espesito. Paso seguido se calan los frijoles es decir, se ponen a reducir junto con la salsa durante media hora más. El aguacate se parte  por la mitad, y se cocina y frita el chorizo y/o la morcilla, y nunca olvidar el segundo protagonista de esta bandeja, el señor chicharrón que aparte se pone lentamente a fritar para que quede bien crocantico, finalmente  se sirve en un plato largo tipo bandeja y como exposición de arte se colocan uno al lado de otro, 1. Los frijoles, 2. El arroz, 3. Carne, 4. Plátano maduro, 5. Chicharrón, 6. Chorizo, 7. Tajada de aguacate, 8. Huevo frito, 9. Arepa blanca asada y podemos adicionar limón en tajaditas y hogao

Bueno pues, y después de todo esto  ¿cuál es la bebida apropiada? El agua de panela fría con limón, y para  facilitar la digestión, un delicioso aguardiente antioqueño doble.