Esta es una de las más deliciosas recetas típicas de la cocina colombiana. Corresponde a departamentos bañados por el rio Magdalena, principal arteria fluvial de Colombia. El cual mide  más de 1500 km, y atraviesa todo el territorio colombiano, pasa por los departamentos de Cauca, Huila, Tolima, Cundinamarca, Caldas, Boyacá, Santander, Antioquia, Bolívar, Cesar, Magdalena, Sucre y Atlántico, también es elaborada esta comida colombiana en las riveras del mar Caribe.

Siempre al escuchar el nombre de esta receta, surge la pregunta  ¿Por qué se llama así? Ahora bien, el nombre de la receta se origina de diferentes leyendas según el departamento donde se labore la misma. En departamentos de la región del magdalena medio como Tolima y Cundinamarca, se le llama ”viudo de pescado”  y la leyenda cuenta, que una mujer esposa de un pescador, fue traicionada  y en venganza, ella mato a su marido y su amante, luego a la orilla del rio se quito la vida, entonces el espanto o fantasma de esta viuda mujer se le aparece siempre a los pescadores del rio Magdalena quienes para apaciguar al espanto cocinan esta deliciosa receta a orillas del rio, sin ollas y tomando lo que tienen a mano, hacen un fogón de leña y fabrican una cama de arena húmeda que forran cuidadosamente con hojas de mata de plátano, para formar asi una especie de olla en la que luego colocan  la yuca, el plátano, la papa, la mazorca y en algunos casos ahuyama, lo sazonan con sal, cebolla y cualquier otro tipo de hierba o especie y alimento que le mejore el sabor, sobre esta cama ponen los pescados que pueden ser Bagre Rayado, Bocachico, Cachama, Capaz, Capitán, Mojarra, Nicuro, Pacora o Pataló, cada uno arreglado según la necesidad, es decir algunos necesitan ser descamados  y otros sajados o safados  con mucho cuidado, esto es hacerles cortes finos y muy cerca por ambos lados del pescado con el fin de triturar las espinas.

Posteriormente, lo tapan  de nuevo usando hojas de plátano  y arena húmeda,  encima hacen otra fogata y se espera por hora y media para destapar y acompañar con hogo o guiso de cebolla tomate y en ocasiones pero casi siempre ají. De esta forma cualquier espanto deja de molestar.

La otra historia corresponde mas a la región que es bañada por el mar, a los departamentos de Magdalena, Bolívar, Atlántico Y Cesar y  solo cuenta que el pez macho es el que sale a recorrer el mar, mientras la hembra permanece en casa y por eso el macho es atrapado por los pescadores, quedando así la viuda de pescado.

Como es comida de diferentes partes de Colombia los ingredientes y forma de preparación varían, el estilo de cocinar es lo que hace que cada cocinera o cocinero tenga un sazón especial, que lo hace sobresalir sobre otros. Por ejemplo  no es común el adobar los pescados con tiempo, ni menos acariciarlos o consentirlos con los aliños, pero este truco  aumenta sin duda el placer de las papilas gustativas en cada bocado, así como el toque de limón antes de servir el manjar y ni que hablar de la arepa con queso resobada por las manos expertas de las abuelitas.

Y para completar el placer, la bebida predilecta  de Colombia para acompañar este sabroso viudo de pescado, que es la limonada de panela con limón y hielo, que rico es cocinar en agua y dejar hervir un buen trozo de panela, dejarlo enfriar y adicionarle mucho jugo de limón mandarino o del común y a falta de estufa y hielo, el sabor que da la leña y el fresco de las aguas del rio Magdalena.

"¡Finalmente, buen provecho!".