Historia del plato

La llegada de los europeos al continente americano supuso un choque cultural muy grande en todos los países descubiertos en ese entonces.

Y para el territorio que hoy conocemos como Colombia fue un gran impulso, sentando muchas de las bases de su cultura, mismas que se han mantenido a pesar del paso de los años. Incluyendo al área gastronómica.

Justo allí figura nuestra bandeja paisa. Cuya fecha de creación no está completamente definida; pero si se tienen diversas teorías que especulan sobre los orígenes de la misma.

Algunos indican que se trató simplemente de alguien quien por accidente juntó todos los elementos, y disfrutó el resultando. Expandiéndose de esa forma, por todo el país.

Sin embargo, en el siglo XIX ya había sido creado, y era el plato más codiciado por el número de ingredientes que contiene. Lo cual señalaba que, si lo comías, tenías la certeza que quedarías satisfecho.

Ahora bien, el otro conjunto de teorías, señalan que se trata de una evolución de platos como el típico montañero.

Pero sin importar cuál fuese su verdadero inicio, los colombianos simplemente ganaron con tener esta maravilla en sus filas gastronómicas.

Características

Si bien es un plato emblemático en toda Colombia, existen algunas zonas en dicho país, donde se consume más.

Como en Antioquía, donde la mezcla de ingredientes se basa en arroz, huevo, tajadas, chicharrón, frijoles y carne molida, que suele ser acompañada por mazamorra, dulce de guayaba, azúcar, panela o arepa.

Y aunque el plato es muy potente, eso no le quita los beneficios nutricionales que trae consigo, siempre y cuando se consuma con moderación.  Pues cuenta con mucha proteína, hierro, magnesio y vitaminas de tipo B.