Ingredientes

Los componentes básicos de la receta son la leche, el huevo, cebollas troceadas y cilantro picadito; pero pueden añadirse la cantidad que el comensal desee, pudiendo elegir entre aderezarlo o no hacerlo. Servida caliente y comúnmente acompañada de arepas a base de maíz, pan, almojábanas, pan con queso y/o chocolate también calentito.

Orígenes

Esta sopa, tiene sus raíces en la región de los Andes; comenzando a prepararse por la necesidad de calentarse, dado que son zonas frías y requerían de un buen desayuno que les permitiera sustentarse. Igualmente puede consumirse en la cena o durante las noches, debido a su ligereza.

Con respecto a su historia, se dice, que cuando los españoles trajeron la cebolla, el pan, cilantro y leche al continente, los indígenas de ese momento los mezclaron y prepararon, pasando la receta de una generación a la otra.

¿Por qué es tan amada?

Al ser una de las comidas más sencillas de elaborar, se ha convertido en una de las favoritas en toda Colombia; sin contar la ventaja del factor tiempo, pues como no requiere muchos minutos de cocción es idónea para los trabajadores y los estudiantes, que no pierden mucho tiempo hasta que esté lista.

Su preparación dura específicamente una hora, sirviéndose en orden de esta manera: primero se coloca el pan tostado, almojábana o arepa, luego añadimos la Changua y por encima, colocamos el cilantro cortado en pequeños trozos.

Aun así, en caso que no dispongas del tiempo, los ingredientes o las ganas de hacerla tú mismo, siempre podrás conseguirla en algún restaurante de Colombia; aunque es mucho más popular en Boyacá, Cundinamarca y Santander, pues son zonas frías, pero también es frecuente hallarla en Cúcuta y Bogotá.