Torta de yogurt y frutas

Aprende a preparar una torta de yogurt y frutas ideal para los niños en Colombia.

Plato Principal
2 horas
4 Porciones

Ingredientes

350 gramos de Yogur entero de frutas o vainilla

100 gramos de Azúcar impalpable

350 gramos de Queso crema

14 gramos de Gelatina sin sabor

70 mililitros de Agua

500 gramos de Crema de leche

Ralladura de medio limón

5 mililitros de Jugo de limón

1 Banda de biscuit impreso

2 Discos de biscuit de vainilla

300 gramos de Frutillas

50 gramos de Azúcar impalpable

Preparación

Paso 1 : Para la preparación de esta deliciosa torta de queso y frutillas, se recomienda comenzar ablandando el queso crema con una espátula.

Paso 2 : A continuación, se debe mezclar el yogur a temperatura ambiente con el azúcar y luego integrar el queso crema hasta obtener una crema homogénea.

Paso 3 : Posteriormente, se puede perfumar la mezcla con jugo y ralladura de limón.

Paso 4 : Seguidamente, se procede a hidratar la gelatina con agua y fundirla, para luego incorporarla caliente a la crema y tamizar.

Paso 5 : Mientras tanto, se bate la crema hasta obtener un punto medio y se agrega delicadamente a la mezcla con una espátula.

Paso 6 : Es importante armar la torta de inmediato, ya que la crema puede tomar cuerpo rápidamente.

Paso 7 : Para preparar las frutas, se recomienda lavarlas y cortarlas en cubos, espolvorearlas con azúcar impalpable, dejar reposar por 15 minutos y luego colarlas.

Paso 8 : Para armar la torta, se debe utilizar un aro de 22 cm de diámetro por 6 cm de alto, revistiendo la pared con una tira de acetato.

Paso 9 : Colocar en el fondo un disco de biscuit, seguido de una capa de crema, otro disco de biscuit y las frutillas en la capa intermedia.

Paso 10 : Finalmente, cubrir con el resto de la crema.

Paso 11 : Una vez armada la torta, se recomienda refrigerarla, desmoldarla y quitar el acetato.

Paso 12 : Para la decoración, se pueden agregar colas de gallo y más frutas al gusto.

Paso 13 : ¡La torta está lista para disfrutar en compañía de tus seres queridos!